Becky

Miembro de Crossover

Para algunos de nosotros, consentirnos es darnos el gusto de disfrutar un delicioso pan fresco, y Becky, que no ha apagado el horno desde el año pasado, no es la excepción. Ella está dispuesta a equilibrar esos deliciosos panes con más ensaladas y proteínas, pero se aburre de la comida con facilidad, no puede explorar diferentes opciones y no tiene mucho tiempo para preparar sus comidas. 

“Una vez que tuve ayuda con mi alimentación, pude darme cuenta de que mi mecanismo para afrontar el estrés no era en realidad lo más conveniente para mi salud física y mental. Trabajar con mi coach de salud y hablar con mi terapeuta de Crossover me ha ayudado a encontrar de nuevo el equilibrio.” 

Becky, una nueva usuaria de Crossover, no sabía que su equipo de atención incluía un coach de salud hasta que habló con una enfermera para comentarle algunas preocupaciones acerca del COVID-19 que tenía. Su coach de salud se puso en contacto con ella y discutieron un plan de nutrición manejable para que Becky lo probara. 

Durante la conversación, hablaron mucho del alto nivel de estrés de Becky, y su coach de salud le recomendó que hablara con uno de los especialistas en salud mental de nuestro equipo. Esa semana realizó una videollamada con uno de nuestros terapeutas, y examinaron diferentes formas de reducir el estrés y respaldar su nuevo plan de nutrición a largo plazo (dormir mejor, meditar y practicar la repostería con moderación).